viernes, 19 de agosto de 2011

Disociar Enfoque y Disparo

He descubierto recientemente una posibilidad interesante que pensaba no tenían las cámaras Nikon y es disociar el botón del enfoque del de disparo. Sabía que esa posibilidad está en las Canon pero no sabía que estaba en las Nikon.

Ventajas e Inconvenientes:

Como sabréis en las cámaras digitales pulsando el disparador hasta la mitad de recorrido se activa el enfoque y una vez enfocada la imagen podemos, sin soltar el disparador, recomponer la toma y disparar. De forma que con el mismo botón enfocamos primero y disparamos después.

Pero ¿que ocurre si trabajamos con el disparo a ráfagas? pues que la cámara entre disparo y disparo vuelve a enfocar y si hemos recompuesto el encuadre, en el primer disparo, modificará el punto de enfoque.

Otro problema que hay, al menos en las Nikon, es que hasta que la cámara no cree que está enfocada no se activa el disparo por lo que s veces te pierde la imagen.

Por cierto, ¿le has dejado alguna la vez la cámara a alguien para que os haga una foto? si no os pone en el centro de la toma os deja totalmente desenfocados y, lo que haya en el centro perfectamente enfocado. 

Para mi otro problema es "conceptual". Quiero pensar al tomar mis imágenes y quiero ser consciente de que el enfoque y la medición de exposición y disparo son procesos diferentes. Si todo se hace con el mismo botón es fácil pensar que el enfoque, la exposición y el disparo son casi lo mismo, y no te detienes a pensar dónde quieres que tu imagen esté enfocada y donde quieres medir la luz. Das por hecho que el punto que enfocas es el punto en el que mides la luz.

Estos inconvenientes se solucionan utilizando un botón para enfocar y otro para disparar.

Se enfoca con el primero y una vez enfocado recomponemos la toma y a disparar; la cámara disparará sin volver a enfocar, lo que es muy útil con el disparo a ráfagas, y además disparará siempre sin comprobar si el sujeto del centro está enfocado o no. Es siempre recomendable utilizar para enfocar la marca de enfoque central que suele ser la más rápida y exacta de todos los puntos de enfoque.

Si prestais la cámara y habéis dejado la toma pre-enfocada no tendréis problema si en la composición no aparecéis centrados, apareceréis enfocados en cualquier caso.

Reconozco que puede ser más un tema de gustos, pero una vez que he probado a disociar el enfoque del disparo  me encuentro más cómodo disparando de esta manera.

Os dejo un video muy interesante en el que nos ilustra sobre esta técnica. Está en inglés pero si lo chapurreas algo te puedes enterar bastante bien.



Como Hacerlo:

Se trata de que el botón AE/AF que generalmente se encuentra en la parte trasera de la cámara, junto al visor, configurarlo para que funcione como AF On (es decir que solo sirva para enfocar). Dependiendo del modelo de Cámara tendrás que buscar en los menús como hacerlo.

A partir de ahora enfocas con el pulgar y el resto con el índice. No es incómodo y te acostumbras bastante rápido.

En el video recomiendan que el modo de enfoque lo dejes en Servo contínuo (AF-C) de forma que mientras tienes pulsado el botón te está enfocando continuamente.

De esta forma el botón de disparo serviría sólo para la medición de la exposición, activar el sistema VR (si tu objetivo lo tiene) y finalmente disparar.

Por internet, en diversos foros y páginas, verás que hay opiniones para todos los gustos. ¿a ti que te parece?

Gracias por venir

2 comentarios:

claudia dijo...

sencillamente creo que me pondré a estudiar con su blog, las explicaciones son excelentes, y yo necesito de muuuuuchas clases :(

no se nada de fotografía, o casi nada, y a veces siento verguenza al ver las maravillosas fotos de los blogs q sigo, asi que le doy desde ya las gracias por todo su aporte :)

un abrazo!
claudia

fotografo1953 dijo...

Yo lo tengo así y funciona muy bien,
es cuestión de acostumbrarse.
Saludos.